La Fisioterapia Traumatológica es la especialidad de la fisioterapia que trata las lesiones o patologías que se producen en el aparato locomotor como dolor cervical, dorsalgias, dolor lumbar, contracturas musculares, artrosis, artritis, hernias discales, ciáticas, tendinopatías (tendinitis, etc.), esguinces, desviaciones de la columna (escoliosis, cifosis, etc.), prótesis (cadera, rodilla, etc.), fracturas y luxaciones.

Las técnicas que utilizamos con frecuencia son terapia manual (principalmente, masaje, cyriax, osteopatía y quiropraxia), cinesiterapia, crioterapia, estiramientos musculares y punción seca.  

Los objetivos generales en estos casos son reducir el dolor, disminuir la posible inflamación y mejorar la movilidad así como la funcionalidad y calidad de vida del paciente.